Apocalipsis habla de la destrucción del sistema económico mundial: teólogo

Mar, 12 Sep 2017
Dr. Xabier Pikaza interpreta este libro bíblico y los relaciona con los poderes que nos gobiernan actualmente
  • Dr. Xabier Pikaza durante conferencia en la IBERO (Ivan Cabrera/IBERO).

El Apocalipsis hace un análisis ‘genial’ de los poderes que gobiernan actualmente el mundo, y enfatiza la importancia del diálogo como herramienta vital para superar las crisis, dijo el teólogo español Xabier Pikaza, durante el seminario ‘Biblia, poder y dominación. Del pasado bíblico al poder de hoy’, celebrado en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

A través de la interpretación del Apocalipsis, el Dr. Pikaza enumeró los tres poderes que gobiernan al mundo: el poder político-militar, donde las armas y la fuerza bruta dominan (primera bestia); el poder de propaganda, en el que la razón la tiene el Estado (segunda bestia); y el poder del comercio, que todo vende y todo compra (la gran prostituta).

En el poder político-militar, dijo, se mueven la mayoría de los gobernantes; donde el Ejército y las armas son invocadas para refrendar su fortaleza frente a los demás; mi entras que el segundo acaba con el pensamiento, al estar “dominados por el gran poder que nos pone una marca” y que nos “permite pensar que tenemos libertad” aunque no sea así.

Respecto a la prostituta, signo usado en la Biblia para referirse a que todo se vende y se compra, es decir, se comercia la intimidad, afirmó que “ese es el signo último del poder: todo poder en el mundo es prostitución. En esta compra-venta todos somos objeto de un poder maléfico, que nos trae y nos lleva”.

El análisis arroja que estamos en un mundo de lucha a muerte, dominado por las dos bestias: una militar y la otra ideológica, y la prostituta, figura que gobierna al mundo a través del mercado global, del dios del dinero. “En manos de ese dios están todos”.

Por medio de preguntas retóricas, el Dr. Xabier Pikaza se pregunta si el mundo puede destruirse solo o necesita que venga Dios a hacerlo. Cuestiona si en algún momento, los países inmersos en el sistema capitalista pueden renegar del mismo, enojarse con él, y darle ‘muerte’.

“El Apocalipsis sí lo imagina. Dice: ‘las dos bestias, un día, se enojaron con la prostituta’. Es un símbolo muy bonito, a la prostituta se le utiliza; mientras te vale. Pero qué se hace al final: se la mata. El Apocalipsis está suponiendo que al final, cuando el mundo llegue a una especie de gran confusión, habrá un intento de acabar con el capitalismo mundial.

“Que se comerán a la prostituta, que no tiene que bajar Dios para matarla, sino que la matarán los reyes y gobernantes de este mundo. Un día, la lucha de poderes será tal que se destruirá este tipo de economía mundial, y vendrá el Apocalipsis de un día después. ¿Podremos vivir sin este sistema? No hay respuesta”.

Tras esta crisis, se espera la llegada de un jinete armado sólo con la palabra para cambiar al mundo. “El Apocalipsis sueña que puede haber un milenio, mil años en este mundo, viviendo palabra a palabra, corazón a corazón, persona a persona, y que supera este tipo de mediaciones actuales de poder”.

Nota relacionada: 

Dios debe salir del clóset para ayudar a excluidos: teólogo de la IBERO

Iván Cabrera


COMPARTIR: